Qué impuestos se pagan en España en el 2020

Como en cualquier economía, España cuenta con un sistema tributario gestionado por la Agencia Tributaria que garantiza la prestación de servicios públicos, pagos de pensiones, sanidad, educación pública, etc.

Por ley, tanto ciudadanos como empresas están obligados a pagar impuestos y hoy España está en el cuarto lugar de los países de Europa de los que más porcentaje cobran.

Entendiendo el Sistema Tributario Español

En España existen 3 tipos de contribuciones.

Tasas: Las pagas al estado, por ejemplo cuando pagas la renovación del DNI, o aparcamiento.

Contribuciones Especiales: Al recibir un beneficio o valor añadido, en caso de que tu propiedad suba de valor, gracias a una reforma urbanística, debes compensar los gastos de la reforma por el beneficio que recibiste.

Impuestos: Definidos por la Ley Tributaria como el pago que realizas como prueba de que puedes contribuir gracias a tus ingresos por trabajo, que bien puede ser en una empresa, o trabajando como independiente, quizás como cerrajero, o si recibes ingresos de un negocio o propiedades.

Los impuestos, además se clasifican en Impuestos Directos e Indirectos

Impuestos Directos: Se aplican sobre ingresos inmediatos que generen obtención de la renta. Estos incluyen el IRPF (Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas), el Impuestos sobre la Renta de no Residentes, el Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y el Impuesto sobre el Patrimonio.

Impuestos Indirectos: Este grava la capacidad económica de forma indirecta e impersonal ya que se aplica al uso de cualquier riqueza mediante la compra y la venta de bienes y servicios, así como derechos en general.  Estos incluyen el Impuesto sobre el Valor Añadido o IVA, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Renta de Aduanas e Impuestos Especiales.

Impuestos para Autónomos

Si eres autónomo, debes estar al tanto que la fiscalidad durante el 2020 se ha determinado para los siguientes 6 impuestos, tanto directos e indirectos.

IRPF: Es igual si eres español o extranjero, mientras hayas vivido más de 183 días en el país. Si tus ingresos suben, el porcentaje sube. No es un monto que se pueda determinar, pero por lo general el porcentaje va de un 19% a un 48%.  Por supuesto hay oportunidad de tener deducciones que te permitirán bajar el monto a pagar.

Impuesto sobre las Ganancias de Capital: Se paga por el beneficio obtenido de ventas de propiedades y el porcentaje depende de si eres residente, entre 19 y 23%, sino, 19% si vives en Europa o 24% si vives fuera de Europa.

IP: Se paga una vez al año y es en función de tu patrimonio, si este excede 700.000€. El porcentaje progresivo va desde 0.2% a 2.5%

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD). Se recibes una herencia o donación deberás pagar este impuesto, y el monto varía según el territorio.

IVA: Como viste anteriormente, es un impuesto indirecto, y se aplica a consumos y transacciones, y ciertas actividades la tienen y otras no.

Impuesto para no residentes sobre la renta (IRN). Impuesto para quienes no residan en España, pero que reciban rentas por sus operaciones en España.

Ahora ya tienes un poco más de información acerca de los tributos de los cuales debes estar pendiente para mantenerte al día con las leyes tributarias de España.

Como autónomo, debes reconocer la importancia de estar al día con las leyes.

error: Content is protected !!